Climaventia – Controla tu ambiente
Climaventia – Controla tu ambiente
Climaventia – Controla tu ambiente
  

 

 

Calidad Aire Interior. Virus Contaminantes

 

La Importancia de la CALIDAD del AIRE INTERIOR. Virus Contaminantes

En CLIMAventia como profesionales y expertos en el sector de la Climatización en Bilbao y en toda la provincia de Vizcaya, somos conocedores desde hace decadas de la vital importancia que tiene y siempre ha tenido la Renovación del Aire para la consecución de una óptima calidad de aire interior. El aire que respiramos en nuestro día a día, tanto en el trabajo como en el hogar, es determinante para nuestra salud. Por ello estamos en disposición de asesorarte y ofrecerte soluciones para crear dentro de tus espacios habitados unas condiciones de aire interior respirable sano, adecuado para tu comodidad y en especial para tu salud. 

Instalaciones Ventilación

 

La Calidad del aire interior puede verse influenciada no solo por lo que denominamos contaminación común, para lo que el sector de la Climatización ya cuenta con contrastadas estrategias de control para su adecuado tratamiento.

Lamentablemente la Calidad del aire interior también puede verse influenciada por cierto tipo de virus, siempre y cuando dicho aire interior haya sido previamente afectado por los estornudos y/o la tos de una persona portadora del virus. Esto puede ocurrir con virus que no precisan de vectores de transmisión, como el virus de la gripe (ortomixovirus) y el del resfriado común (rinovirus y coronavirus), que se pueden propagar por el aire a través de las pequeñas gotas producidas por una persona infectada , como decimos al estornudar y/o toser. Al respecto delos virus en general:  

  • Los Virus y su Transmisión
    Los virus se diseminan de muchas maneras diferentes y cada tipo de virus tiene una forma de transmitirse. Llamamos vectores de transmisión a los organismos vivos que los transportan de una persona a otra, o de un animal a una persona (o viceversa). Los virus que afectan a los vegetales se propagan frecuentemente por insectos que se alimentan de savia, como los áfidos, mientras que los que afectan a animales suelen propagarse por medio de insectos hematófagos (los que chupan la sangre). Existen otros que no precisan de vectores: el virus de la gripe (ortomixovirus) y el del resfriado común (rinovirus y coronavirus) se propagan por el aire a través de los estornudos y la tos; los norovirus son transmitidos por vía fecal-oral, o por contacto con manos, alimentos y agua contaminados. Los rotavirus se dispersan a menudo por contacto directo con niños infectados. El VIH es uno de los muchos virus que se transmiten solo por contacto sexual o por exposición a sangre infectada. 
  • Los Virus y su Enfermedad
    No todos los virus provocan enfermedades; muchos se reproducen sin causar ningún daño al organismo infectado. Pero algunos, como el VIH, pueden producir infecciones permanentes o crónicas cuando el virus continúa multiplicándose en el cuerpo, evadiendo los mecanismos de defensa del huésped. O como se ha producido en el COVID-19 con el SARS-CoV-2. En los animales, en cambio, es frecuente que las infecciones víricas den lugar a una respuesta inmunitaria que confiere una inmunidad permanente a la infección. Eso es lo que se pretende (y se suele) lograr con las vacunas. Con ellas se puede llegar a erradicar una enfermedad, como ha ocurrido con la viruela. Los antibióticos no tienen efecto sobre los virus, pero se han desarrollado medicamentos antivirales para tratar algunas infecciones. 

 

COVID-19

Con motivo de la aparición de la Covid-19, que ha supuesto un gran impacto, sanitario, social y económico en todo el mundo, han surgido números estudios y ensayos sobre el comportamiento del coronavirus SARS CoV-2 en lo referente a su propagación y contagio. Se han dado a conocer muchas de las características del virus, publicándose casi diariamente nuevos estudios, lo que implica que nos encontramos ante una situación cambiante y en continua evolución, con actualización informativa, con muchas incertidumbres y susceptible por tanto de novedades. Por todo ello CLIMAventia no se responsabiliza de cualquier daño directo o indirecto derivado o relacionado, con el uso de la información presente en este documento, sobre cualquier virus en general y sobre la Covid-19 en particular. Siempre para tratar de reducir en lo posible los contagios entre las personas, se deberán seguir las pautas indicadas en cada momento por las diferentes autoridades sanitarias.

Por todo ello, como consecuencia de la novedad y desconocimiento inicial de la Covid-19, al igual que ocurrió en el pasado con otros virus, se han generado grandes dudas en muchos aspectos que implican a nuestra vida diaria, y la Climatización no ha sido una excepción. A continuación resumimos una serie de datos al respecto, con el único objetivo de aportar información que pudiera resultar de interés:  

  • Covid-19 (No debe confundirse con SARS-CoV-2, el virus que causa la enfermedad)
    La transmisión del SARS-CoV-2 se produce mediante pequeñas gotas - microgotas de Flügge - que se emiten al hablar, estornudar, toser o espirar, que al ser despedidas por un portador (que puede no tener síntomas de la enfermedad o estar incubándola) pasan directamente a otra persona mediante la inhalación, o quedan sobre los objetos y superficies que rodean al emisor, y luego, a través de las manos, que lo recogen del ambiente contaminado, toman contacto con las membranas mucosas orales, nasales y oculares, al tocarse la boca, la nariz o los ojos.

Esta última vía, el contacto al tocarse boca, nariz o los ojos, es la principal en la propagación, ya que el virus puede permanecer viable hasta por días en los fómites (cualquier objeto carente de vida, o sustancia, que si se contamina con algún patógeno es capaz de transferirlo de un individuo a otro). Estas gotitas, denominadas aerosoles, pueden ser de diversos tamaños, de 1 a más de 10 µm (micrón o micrómetro, 1 micrón equivale a 0,001 mm). Los expertos suponen que los virus no vuelan ocasionalmente en el aire, sino que siempre están encerrados en gotitas o adheridos a otras partículas.

  • Covid-19 y Climatización
    Con motivo de la aparición de la COVID-19, los centros de trabajo pueden ser focos importantes de contagio del virus debido a la gran cantidad de personas presentes en un espacio reducido y cerrado. Es por ello, por lo que la mayoría de los gobiernos decretaron en su momento que, en la medida de lo posible, se evitara acudir a las oficinas y los empleados teletrabajasen desde sus domicilios. Para una vez decretado el fin del estado de alarma, con la situación más controlada, las personas pudieran volver a sus puestos de trabajo con el virus aún presente en la sociedad.

En el momento de publicación de este documento, en la situación en que no se dispone de cura para el virus, para tratar de reducir en lo posible los contagios entre las personas, se deberán seguir siempre las pautas indicadas por las diferentes autoridades sanitarias, en cuanto a la climatización igualmente en caso de que existir pautas al respecto.

Estudiando las instalaciones, se puede adecuar su funcionamiento para que éstas actúen como una medida más de prevención contra el contagio, formando parte de la solución. La higiene y desinfección de suelos, muebles, equipos, etc., es muy importante porque elimina el coronavirus en las superficies que pudieran estar contaminadas por contacto directo o por partículas o gotas con coronavirus que se hayan depositado después de estar unos minutos o incluso horas en el aire. En este sentido, todo apunta a que el uso de las mascarillas en los edificios es una medida altamente recomendable, puesto que éstas reducen de forma importante la emisión de gotas. Las instalaciones deben centrarse en que los virus que pudieran estar en gotas o partículas en suspensión no afecten a otros usuarios, transmitiéndoles la infección.

Por lo tanto, las instalaciones pueden contribuir a reducir el riesgo de que una persona infectada, que podría ser asintomática, contagie a otros usuarios que estén en el mismo espacio, además de evitar propagar el coronavirus a otras zonas del edificio, reduciendo el riesgo de contagio. Al respecto, donde hay un consenso internacional, es en la idea de que el riesgo de contagio por vía aérea por el virus SARS-CoV-2 en el interior de los edificios, es más elevado cuando existe poca ventilación. Aunque el parque edificatorio es muy diverso, y las normas de referencia para su diseño de distintas épocas, es necesario que el aporte de aire exterior sea el máximo que permita el sistema que atienda el edificio.

Filtros y su papel protector. La selección de los filtros de aire depende del entorno de aplicación y debe ser evaluada cuidadosamente. Si bien los filtros de aire normales no están diseñados para evitar la propagación de los virus, son esenciales para reducir al mínimo el riesgo, ya que los virus tienden a adherirse a las partículas y aerosoles transportados por el aire. Por lo tanto, los filtros regulares con una alta eficiencia de filtración (filtros ePM1) son cruciales para reducir el riesgo de enfermedades transmitidas por el aire todo tipo de edificios.

 

Consúltanos y te informaremos de una forma más personalizada, acorde a las distintas posibilidades y soluciones recomendadas para tus necesidades concretas de Tratamiento y Renovación del Aire Interior. Con el objetivo de evitar las negativas consecuencias para tu salud debido a una ausencia o inadecuada Climatización.